miércoles, 8 de junio de 2011

UN SANTO SIN VERGÜENZA

Que cada uno lea como quiera. Pero escritas, no van juntas las dos palabras. No quiero echarme encima al Opus por temor al aplastamiento y A una muerte por asfixia. Me basta para ello mi pasado de fumador empedernido.

La creación del universo debió ser agotadora. No le bastó a Dios un día para descansar. Por eso va nombrando santos dedicados a hacer funciones diversas y así sentirse un poco más prejubilado, con derecho a siesta y a disfrutar de Belén Esteban después. Hay santos para evitar los males de garganta, para ayudarnos a mantener la santa pureza, para encontrar los objetos perdidos, para conseguir novio. Hay santos para todo. Dios va descargándose de obligaciones y traspasándolas a sus especialistas. Ha convertido el cielo en un mundo de autonomías.

En la tierra hay políticos sin vergüenzas. También en el cielo. Porque la otra vida es como ésta, pero escaneada. Las nuevas tecnologías son aprovechadas por la divinidad.

Por un voto, sólo un voto nulo, Gerona se ha evitado tener un concejal de ERC. Ridao ha blasfemado en arameo. Intuye trampas en el recuento. Tal vez piense acudir a la Junta Electoral. A lo mejor los interventores del partido estaban cenando y no cumplieron con su obligación de vigilar. Lo que nunca pudo pensar Ridao es que todo fuera una conspiración. Santa, pero conspiración.

El voto que debía ir a parar a ERC fue declarado nulo porque al desplegar la papeleta apareció una estampa de San José María Escriba de Balaguer. Y esa santa compaña consiguió que Gerona no cayera en las perversas manos de un partido nacionalista, enemigo de la unidad de la patria, y probablemente ateo, que no se arrodilló ante el Papa cuando vino a Barcelona y nos echó en cara a los españoles (seguro que a ERC sobre todo) ser laicos radicales. Dios tiene caminos, también políticos, que los políticos, también humanos, no llegan a comprender.

Gerona debería vivir esta legislatura con profunda devoción cristiana, asignando al Opus Dei terrenos suficientes para construir colegios, ayudando generosamente a su construcción y posterior mantenimiento. Así sus hijos aprendeían que la masturbación conduce a la ceguera y a un reblandecimiento de la columna vertebral y que la homosexualidad es una enfermedad que tiene curación si se somete el cuerpo a dolorosas disciplinas y cilicios. Y todo ello como acción de gracias por un voto nulo que libró a Gerona de todos los males.

San José María Escribá de Balaguer fue un santo humilde, aunque no se le notaba. Trataba de disimular su humildad añadiendo a su nombre partículas que le elevaban a la categoría de aristócrata. Gustaba de que le llamaran “EL PADRE”, como universalizando su sombra de manos juntas. Prefiere numerarios ricos porque los pobres pertenecen a la autonomía de las Hermanas de la caridad. Elige a hombres y mujeres separados entre sí porque los que están juntos son de una categoría inferior. Va del brazo de los políticos de derechas porque las derechas son más del agrado del Papa y los Obispos. Ama más a Franco que a Zapatero porque aquél puso a la Jerarquía al frente de España, mientras que zapatero, elegido también por los pobres, es el anticristo como ha repetido Cañizares-Príncipe de la Iglesia.

Escribá dejó aparte su repugnancia por la democracia y venciendo su vergüenza consiguió que en Gerona no haya un miembro de ERC.







2 comentarios:

pcjamilena dijo...

En la década de los sesenta, el hambre me postró en una cama, víctima de la enfermedad de ese tiempo. José María Escrivá de Balaguer, o, alguien cercano me envió:”Camino”. Su lectura me introdujo en la Iglesia rezando. De ésta salí, cuando comprendí que no tenía madera de santo. Había que elegir entre dos opciones: la masturbación limpia de remordimientos ó, vivir en pecado constante. De todas formas, trauma lo hubo y también quedaron secuelas.
¡Claro que comparado con un voto nulo que evite un concejal molesto…!
Un saludo Rafael.

Mª Dolores Amorós dijo...

¡Qué bueno, Rafael!

Creo que somos muchos a quienes San Jose Maria ha perseguido. Unos por dinero. Otros por capacidad intelectual. Los más por herencia paterna.

Líbrenos Dios del "Opus dei qui tollis peccata mundi"

Besos.