sábado, 30 de julio de 2011

ORACION POR LOS TONTOS

En España no cabe un tonto más. Lo ha dicho Salomé P. Villaverde, secretaria de Educación de Nuevas Generaciones del PP de Asturias. Cristiana. Seguramente cristiana. Santina por Covadonga. Pequeñita, pero recia. Como Don Pelayo, allá por la reconquista. Cristiana. Seguramente cristiana. Misa de doce a las doce. ¡Señor, yo no soy digna! Te doy gracias por Mariano-Presidente, por Cospedal-Presidenta, por Pons-sargento-furriel. Te agradezco me hayas llamado a las filas del Partito Popular, del centro-centro y salvador de España. Te pido, Señor, por los tontos españoles. Ni uno más cabe hasta el punto que sobran unos cuantos. Pronto se irá Zapatero y estaremos más holgados. Podríamos ensanchar la tontería, pero sería una labor del impensable Rubalcaba, desterrado por Montoro, Oreja y Aguirre revestida de esperanza.

Te ruego, Señor por el hambre de Somalia. Tú eres capaz de hacer el milagro. Se debe evaporar sola, sin ayuda de nadie. Zapatero ha arrimado 25 millones de euros. Zapatero es tonto. Mandar dinero contra el hambre, cuando lo que hace falta es pedirte a ti que los estómagos se llenen solitos, sin ayuda, sin solidaridad alguna. Zapatero es tonto. No cree en ti y por eso no espera el milagro. Es el anticristo. Dinero. Los tontos lo arreglan todo con dinero. No como yo. Vengo a misa de doce a las doce. Te lo pido a ti y aunque mueran unos miles no hay que preocuparse. Si no desaparece el hambre es porque en tus designios así debe ser. El mundo está superpoblado y a lo mejor la gente se muere de hambre por decisión tuya. ¿Quién es Zapatero para oponerse a tu voluntad? A nosotros no nos regala nada Somalia para cubrir nuestras carencias. “Las necesidades de los 3,7 millones de somalíes, casi la mitad de la población del país, no se pueden comparar con las necesidades que acucian a los españoles” No hay más que ver los sueldos de miseria de nuestros políticos del PP. Esperanza no llega a fin de mes. Lo ha dicho ella y hay que creerla. Camps, después de pagar sus trajes, se ha quedado con dos cientos euros en la cuenta corriente. Cospedal tiene que acudir al pluriempleo para tener un mendrugo que llevarse a la boca. Suerte que Rajoy es Registrador, porque de lo contrario sería un simple fontanero de Génova como Pons. Y Arenas no hace pública su declaración de la renta porque le da vergüenza enseñar tanta miseria. Y Zapatero, el tonto que ya no cabe en España, le da 25 millones a la desesperación hambrienta de Somalia.

Yo, Señor, como Secretaria de Educación de la Nuevas Generaciones de Asturias, haré todo lo posible para frenar esa tonta sangría de dinero. Inculcaré a nuestros jóvenes del PP que con dinero sólo se arreglan los despachos, las operaciones de estética y los bronceados rayos UVA. El hambre se arregla con la muerte. Es un derecho adquirido por los pobres y a los pobres no hay que privarlos de sus derechos.

¿Cuándo comprenderán esta lección tan sencilla los tontos del Gobierno? Se irán pronto porque tus milagros consiguen hasta la victoria de Rajoy.


4 comentarios:

Paco.F.Frías dijo...

Magnifica retahila de ironías maestro.Dios ha sido la cohartada de los miserables desde los tiempos del verbo... En nombre de Dios se ha expoliaddo, torturado y asesinado.
El Santo Oficio se ha refinado en nuestros días y ya no quema carne.Ahora consiente el suplicio del hambre y la enfermedad mientras sus obispos circulan en limousinas por el Vaticano y pernoctan en hoteles revestidos de marmol.
!Cuanta indignación siento ante la gran mentira de la Iglesia!
Gracias por seguir recordándonos las miserias de los golpes de pecho y las genuflexiones hipócritas.
Salud

pcjamilena dijo...

Situación de la vida ¿Error o dilema? Dos
caras de la misma moneda riqueza en una
en la otra pobreza sin poder evitarlo quedé:
ubicado en la segunda y siempre sabiendo
de la primera y preguntándome ¿Qué Dios?
Designa con el dedo... alguien me aclaró que:
para la otra vida los pobres serán los primeros.

¡Que más podemos pedir los tontos!
Como siempre un abrazo triplicado.

Mª Dolores Amorós dijo...

Grande razón tiene esta Salomé con sus danza de vientre sin hambre pidiendo las cabezas de los hambrunos somalíes.

Y grande razón tienes, como siempre, mi buen amigo, al condolerte de la miseria de los pobres salarios de los políticos. No hay trabajo más digno y productivo para la sociedad que la intriga y el dolce far niente.
Tendremos que elevar nuestras súplicas para que estos politicuchos y sus adláteres sotaneros puedan llegar a fin de mes con el buche lleno, que se lo merecen. Dios les ayudará. Nosotros desde nuestra humilde palabra colaboraremos en esta sacrosanta tarea.

Un beso con todo cariño, bonico mío.

MAITE GARCÍA ROMERO dijo...

Extraordinario artículo, Rafael. Te admiro.
Un abrazo