domingo, 5 de febrero de 2012

UN SUEÑO, SOLO UN SUEÑO

Soñé tu cuerpo de tierra

cuando el mundo no era mundo,
cuando Dios no era Dios
y era el beso lejanía.

No sé si era la vida una ecuación
de cuerpo sobre cuerpo,
de caricias asociadas,
de pieles superpuestas.

Antes de la creación estabas,
tierra abierta, estrellas dentro.
Te busqué por la orilla de la luz,
por el margen derecho de la pena,
para atar la distancia a mi cintura
y olvidarme la hombría entre tus pechos.

Pero Dios no era Dios,
ni el mundo mundo.
De mano en mano las almas
por los cuerpos de tierra prometida
y el crujir creador de la palabra.

A lo mejor nunca fuimos.
Tal vez nunca seremos
Inútil la búsqueda
de tus caderas de barro.

Existimos tan sólo en la oquedad del viento,
en el sótano oscuro del silencio,
donde es imposible la nostalgia,
y el beso es imposible
y no es factible el cuerpo.

Dios se ha quedado sin barro
para fundar tu existencia.
Eres tan sólo agua,
un puñado de agua entre las manos
huyendo de mi boca.

Me queda tu piel en el recuerdo,
en la distancia azul de alguna caracola.
Nunca serás cuerpo de tierra,
amarga tierra, ecuación
de posturas creadoras.

Está la distancia separando
los besos de los besos,
el contacto gozoso del ciprés
con el mar horizontal de la alegría.

4 comentarios:

Mar de Rojan... dijo...

Querido amigo no se si alguien ya reparó en hacer libros de tu obra, he estado tentado de "copiar y pegar" tus poesías pero siempre me he dicho que podria leerlas cuando lo desee aquí en tu sitio y si existiera encuadernada la buscaría como favorita. Agradecerte la hospitalidad que me brindas en tu blog.
¡A veces si contestaras algo en "comentarios" se me ocurre que darias más de una aligria a quienes te siguen!
Te deseo salud y ratitos de felicidad que todo cave.

Mª Dolores Amorós dijo...

¿A que es maravilloso el Maestro?

Su sensibilidad y su saber son inalcanzables. Es único.
Su obra es grande.lo descubrí aquí, por casualidad. ¡Y qué hermosa casualidad!

Estoy completamente segura de que nuestro querido amigo se siente enormemente agradecido por cualquiera de las palabras de cariño y admiración que le dedicamos. Sin embargo, quizá,si tuviera que responder a cada entrada en este su sitio, podríamos robarle algo de su tiempo en la creación de su belleza.
Yo me doy por inmensamente satisfecha por poderle leer. Y cuando el tiempo no me es robado y puedo hablarle desde este lugar es un inmenso placer el que experimento.

Gracias, amigo. Gracias, Maestro.

Mar de Rojan... dijo...

Un beso MªDolores, pienso lo mismo.

Ysupais dijo...

"Pero Dios no era Dios,
ni el mundo mundo."
Según lo veo yo- neófita -en todo. es un bello poema dedicado a una mujer con tintes religiosos, aunque en la duda ...pero muy bello.
Saludos.