sábado, 29 de enero de 2011

LOS CAMINOS DE LA SANGRE

El tiempo no empapa la sangre. La sostiene en la piel de la memoria, sangre amante para el beso, la caricia, la ternura. Sangre profanada por el barro, la pisada, el mal trato. Siete años cumplirá la sangre en marzo. Vientre mestizo la mañana del 11. Rumanos, españoles, marroquíes, colombianos, peruanos. Hijos únicos del mundo único. Pluralidad enraizada en la misma pacha mama. Dios viajaba en un tren de cercanías. Al fondo, el Ministerio que organiza la rentabilidad de las rosas.

Algunos se empeñan en desangrar la sangre, en segarla inmadura para tener un pan maldito, envenenado alimento de urnas próximas. Votos manchados de trenes explotados, pero votos. Basta borrarles la procedencia y contabilizarlos como voluntad recuperada.

Lo exigía Miguel Angel Rodríguez: “Zapatero nos tendrá que explicar algún día qué grupo terrorista lo llevó a la Moncloa” Pronto elecciones. Javier Horcajo advierte ante el silencio cómplice de Elvira Rodríguez: “Estos accidentes se pueden provocar otra vez” Pedro J. sentenciando que no tenemos la verdad de nada. Como Pons: “Hay una verdad oficial, una verdad judicial, pero falta una verdad política” Arenas-palabra-de-honor: “Levantaremos los obstáculos, nunca le volveremos la cara a la verdad Si hay un Gobierno del PP, se intensificarán las pesquisas” “Es prácticamente imposible que un terrorismo foráneo intervenga en un país sin tener contacto con el terrorismo interno” ETA convertida en necesidad. ETA-amante-odiada-pero-amante. Aznar-Cospedal queriendo saber toda la verdad, asegurando que los autores de tanta muerte “no están en montañas lejanas ni en desiertos remotos” Ella quiere hurgar en la femoral sangrante, para siempre sangrante, del 11-M. E invoca el dolor de las víctimas, de los muertos y de los que siguen vivos porque a veces la vida se hace costumbre, inercia, goteo inocuo. Y víctimas fuimos todos porque todos llevamos salpicada el alma.

Aznar, Zaplana, Acebes, Astarloa, Mayor Oreja, todos corearon la complicidad de ETA en el atentado del 11-M. Mintieron al pueblo español y al mundo sobre la responsabilidad de aquel infinito surtidor de sangre.

Esperanza Aguirre apoya con toda sus fuerzas cualquier medio que investigue el horror de Atocha. Los periodistas deben profundizar en sus causas. La justicia ha hablado pero no es suficiente. De aquí a las próximas elecciones hay que ahondar para que no decaiga la inseguridad, para sembrar dudas sobre el estado de derecho que Zapatero quiere destruir, para constatar que sólo eligiendo a Mariano Rajoy se repondrá la serenidad en los anaqueles de la historia.

La justicia ha hablado y ha desvinculado a ETA de aquella masacre. Ha encontrado a los responsables y los ha condenado. Y los trenes se han quedado en vía muerta en los andenes del alma de una España con luto en la mirada. Pero no se oculta la extraña necesidad de seguir implicando a ETA. La centrada Cospedal respalda la conspiración de la COPE, del Mundo, de Luis del Pino y de tantos otros. “Su grupo, y no los demás, han defendido la libertad de este país sin claudicar ante los enemigos del estado” Exigirán, incluso después de la sentencia, luna luz que otorgue complicidad con las sombras..

Y en estas llega Inma Castilla de Cortázar. Presidenta del Foro de Ermua. Del Opus-cristianísimo, con Escrivá tatuado: "La única razón que justifica la supervivencia del Foro de Ermua como asociación es la de dar la batalla definitiva: oponernos a las más que probable pretensión de Rodríguez Zapatero de escenificar, como logro electoral, la derrota de ETA, pactada con ETA" Hay que derrotar a Zapatero. ETA puede esperar.

Rajoy calla. “El no es un comentarista sino un gobernante” Lo ha dicho y lo practica. Rajoy-empresario en el chiquero, azuzando caballos picadores y banderilleros de luces. Arenas y Pons cuajando faena. Rejoneadora ella, María Dolores. “En los carteles han puesto un nombre…” Habano en el callejón. Enfermería cerca. Que alguien se encargue de que no salte el toro. Puede romperse la tarde y sangrar por la femoral la brisa.



1 comentario:

Mª Dolores Amorós dijo...

¡Qué bonito! Es una preciosidad, Rafael. ¡Qué palabras las tuyas! Tus artículos son para un premio Cervantes, como mínimo.
¡Qué exactitud de apreciaciones y qué forma tan poética de expresarlas!
Eres mi referente diario de aprendizaje, aunque soy consciente de que jamás la alumna podrá más que admirar al maestro.
Gracias por ser como eres, saber lo que sabes y poder transmitirlo ten hermosamente.
Un beso.
MªDolores Amorós.